jueves, 26 de enero de 2012

Los Oscar como celebración del pasado

Hitfix.com: En medio de la cascada de datos y curiosidades que siempre emergen tras el anuncio de nominaciones a los Oscar, una estadística ha despertado mi curiosidad y mi atención: la edad promedio de los nominados a mejor director es de 61 años, el más alto de la historia de los premios. Woody Allen, Martin Scorsese, Malick Terrence y Alexander Payne - un cuarteto de cineastas norteamericanas que en el momento de los premios todos habrán sobrepasado los 50 años, y un candidato extranjero, Michel Hazanavicius, que es el más joven de los nominados con 44 años. Esto por sí solo dice mucho de la jerarquía de la industria en base a las preferencias de la Academia.

En las categorías de interpretación solo dos actores tienen menos de 30 años, y en actor secundario la media de edad también establece un nuevo record contando como nominados a actores como Christopher Plummer, Max Von Sydow y Nick Nolte. Por su parte, los que se quejan de que Hollywood no respeta a las mujeres mayores de 40 años deben estar satisfechos viendo a dos sexagenerias nominadas a mejor actriz o a Viola Davis, que tiene 46. Y en mejor actor, frente a la posibilidad de elegir a dos jóvenes actores británicos, la Academia se decidió por un veterano como Gary Oldman.

Un buen año para la vieja guardia de Hollywood que se refleja en la categoría de mejor película, ya que en esta elección queda demostrado que la Academia prefiere vivir en el pasado, si no en espíritu al menos de forma literal, aunque prefiere ambos. Mucho se ha hablado del hecho de que las dos películas más nominadas, "Hugo" y "The artist", son himnos exuberantes de la edad dorada del arte de la cinematografía, con una referencia explícita a las formas pasadas de cine para darnos cuenta de la distancia que hemos recorrido. Uno lo hace por negarse a sí mismo las comodidades modernas del color y el sonido, y el otro, por el contrario, lo hace aceptando la mayoría de herramientas de la última generación. "The artist" y "Hugo" serían los candidatos más "retro" de las nueve elegidas por la Academia para mejor película, pero no son las únicas que tienen su mirada puesta en el retrovisor. "Midnight in Paris" es un literal ejercicio de viaje en el tiempo en el que varios personajes encuentran su éxito y su autorrealización en el pasado. "The Help" nos ofrece su particular punto de vista sobre la discriminación racial en la América de los años 50 revestido con un sabor dulce y hasta divertido. "War Horse" también se sirve de unas dosis de desinfección para ennoblecer las atrocidades del pasado. La guerra es el infierno, pero los molinos de viento son bonitos.

Incluso una de las películas contemporáneas que sí han alcanzado la candidatura, "The Descendants", cuyo título ya es muy revelador, es esclava de la herencia física, psicológica y geográfica de nuestro pasado, y en todo caso, lanza un mensaje mucho más directo y certero sobre la preservación que la propia "Hugo". Y "The Tree of Life" es una celebración de nuestros orígenes, así como un lamento por el pasado ya perdido, real o imaginario. Así queda reflejado desde el primer momento del film, que abre con una cita del libro de Job:  "¿Dónde estabas tú cuando yo echaba los cimientos de la tierra?"

"Shame", "We need to talk about Kevin", "Youn adult" o "Melancholia" han sido olvidadas por los académicos porque tratan temas mucho más oscuros y perturbadores. Pero incluso algunas de las decisiones más valientes de este año son un reflejo de que la Academia corre para permanecer quieta.

9 comentarios:

Gran post, es de los post que más me han gustado de esta pagina, pero parece que defiendes a la Academia. Creo que los Oscars se han convertido en algo más que en el voto de unos viejos academicos, todos seguimos los Oscars, todos tenemos pendiente el hecho de cuantos Oscars tiene tal y cuantos cual, cual es más buena, cual es menos buena, y no deberiamos dejar que los grandes premios del cine sean siempre tan conservadores.
Se puede disfrutar del cine que dice: "oh! como hemos disfrutado con el cine", pero también se puede disfrutar del cine que no habla del cine.

Dos ideas gratis doy. Ya que este año solo tenemos dos canciones nominadas, muy buenas por cierto ambas, propongo que se interpreten ambas y quedarian dos números musicales muy vistosos. Estaria genial intercalar las actuaciones con videos de peliculas:
- Para los muppets, podria ser sobre peliculas que mezclan personajes reales y animados: king king, roger rabbit, stuart little, etc.
- Para Rio, un video de la influencia de lo latino en hollywood, con trocitos de peliculas hispanoamericanas y españolas-portuguesas que han sido importantes a lo largo de la historia: buñuel, norma aleandro, meyrelles, guillermo del toro, almodovar, etc.

Tienen razon.

No olviden visitar mi blog

www.livemusicps.blogspot.com

Estoy de acuerdo en general, pero no con la apreciación respecto a Midnight in Paris. La película habla del pasado, pero la moraleja del filme es la contraria: creemos que cualquier tiempo pasado fue mejor, y eso (aparte de que es falso) nos impide disfrutar del presente. Viendo de que pie cojean los miembros de la academia, me parece la película más anti-Oscar del año.

Buen post, pero ambiguo. ¿Es bueno premiar a los veteranos? ¿Sería mejor apostar por los nuevos valores? No entiendo lo que se quiere decir...

En la Academia votan miles de personas, y eso hace que siempre haya contradicciones y que algunos años parezca que se han modernizado ("No es país para viejos", "Slumdog millionaire", "The hurt locker") y otros que siguen siendo de gusto conservador. Creo que deberíamos acostumbrarnos a estas variaciones. Lo importante es que premien buen cine... y aunque no me gusten nada algunas de las elecciones, hay que reconocer que entre las 9 nominadas hay buen cine.
Y sí, para mí lo mejor del año seguirá siendo "Melancolía", y la gran sorpresa seguirá siendo "Drive"... a pesar de haber sido ignoradas. Los Oscars son los premios de cine más famosos (americanos, para más señas) pero no son la biblia ni ningún catálogo de lo mejor del año. Sólo hay ver que hay muy pocas obras maestras del cine que hayan ganado a mejor película, muy pocas... y en cambio, hay muchísimas que ni siquiera optaron a un solo galardón.

eso si. En el pasado se quedaron estos premios. Que decepción y que verguenza. Hace mucho tiempo no me sentia tan triste y decepcionado por estas dizque nominaciones. agrrrrrrrrrrrr que rabia en serio que rabia

JAJAJAJAJA EL OSCAR ES EL SUPERBOWL Y CANNES SON LAS OLIMPIADAS,

ASI DE SIMPLE Y ASI DE SENCILLO, NO LE BUSQUEN MAS....

Todos culpan a la Academia de Hollywood por la selección de esas 9 películas en la categoría de mejor filme, pero ¿acaso no se han dado cuenta que en las premiaciones al cine del 2011 en los EUA, fueron precisamente esas películs las que acapararon lós títulos de mejor película?, ¿Cuántas Asociaciones de Críticos, Sindicatos o Gremios nominaron o premiaron abundantemente a "Shame", "We need to talk about Kevin", "Youn adult" o "Melancholia"?. Realmente algunos de ellos llegaron a obtener algún premio en actuación masculina o femenina para Fassbender, Swinton y Dunst, pero no como mejor película.
Entonces, las elecciones de la Academia no son más que producto del gusto y preferencia general de críticos, periodistas y gremios que, por cierto, ya nominaron y la mayoría entregó sus premios.
El gusto por el pasado y "correr para permanecer quieta" que supuestamente es lo que ha hecho la Academia, lo han venido haciendo todos los demás desde que empezó el Festival de Cannes, en el cual llevaron a la cúspide a "El árbol de la vida" y "El Artista".

Lo único realmente grave, sorprendente y extraño que yo vi en estas nominaciones del oscar es que sólo hayan seleccionado a dos canciones en vez de cinco; además que las dos canciones escogidas han tenido poco impacto en el público y en las carteleras musicales. Ambas son para el olvido.
¿Qué estaban pensando los músicos y compositores de la Academia responsables de esas nominaciones?, ¿con cuáles criterios e indicadores hacen esas selecciones?. A esto sí hay que meterle la lupa y una reforma profunda porque todos los últimos años han sido de un gran misterio y polémica en la categoría de mejor canción original.
Sin canciones dinámicas, estimulantes y populares la ceremonia de entrega de los premios se hará más aburrida que nunca. ¿Será que la ceremonia va a ser muda como la gran favorita a ganar como mejor película?. La mesa está servida porque ellos mismos están matando su show del oscar. Este ya se ha estado convirtiendo en ácido para el rating televisivo.

Publicar un comentario en la entrada